AirTag o SmartTag es el complemento perfecto para la vigilancia encubierta, el problema de las etiquetas inteligentes

Cuando Apple y Samsung lanzaron etiquetas inteligentes para encontrar elementos perdidos, la pregunta principal era qué tan rápido se usarían para espiar a otras personas. El resultado no se hizo esperar, estas etiquetas son económicas, dependen de una flota de dispositivos que se utilizan en todo el mundo y, como resultado, son una herramienta ideal para la vigilancia. Y el mismo AirTag de Apple se ha convertido en el medio más popular para rastrear a otras personas, la razón es que es muy fácil apagar el "pitido" en ellos, no anunciarán su presencia con un sonido.

Pero incluso si el zumbador no está desactivado, el sonido se escucha durante unos 15 segundos a un volumen de 60 dB, ese sonido no siempre se puede escuchar. Sin interferencia con el software de etiquetado de Apple, se usan ampliamente para espiar a otras personas y hay cientos de hechos comprobados en todo el mundo. Por ejemplo, en Canadá, el Departamento de Policía de York informó cinco casos de robos de automóviles de lujo entre septiembre y diciembre de 2021, cuando se usaron etiquetas AirTag para rastrear su ubicación. Estos son casos de uso probados para etiquetas inteligentes en esta capacidad, y hay muchos en todo el mundo.

Permítame recordarle que puede colocar la etiqueta discretamente, pegarla en la carrocería del automóvil. Se comunica con todos los dispositivos de Apple y los usa para transmitir sus coordenadas. Para evitar la vigilancia, Apple hizo el siguiente truco: la etiqueta, que está a más de ocho horas del iPhone original, comienza a sonar (el altavoz es fácil de "matar" antes de colocar la etiqueta). Además, se envía un mensaje a todos los dispositivos iOS cercanos de que la etiqueta de otra persona está cerca. Lo que debería forzar a sus propietarios, pero no dará ninguna información al mismo tiempo: es imposible desactivar esa etiqueta, así como averiguar cuánto tiempo lo ha estado siguiendo. Para seguir el movimiento del automóvil, ocho horas son suficientes para los ojos.

Para aquellos que viven juntos, espiar a otra persona no es difícil: elija una etiqueta de Apple si la persona tiene un Android y una etiqueta de Samsung si tiene un iPhone Salud y Belleza en Kiambu. Una persona no sabrá que está siendo seguida, ya que no recibirá ninguna advertencia. Y esta es la falta de sistemas que crean las empresas para “sus” plataformas, no hay un enfoque único, lo que los hace ideales para los atacantes.

El problema con nuestra privacidad es que las etiquetas inteligentes son relativamente económicas y están dirigidas a los dispositivos convencionales para ayudar a rastrearlas. En teoría, este no debería ser el caso, en la práctica, las deficiencias de los sistemas son demasiado notorias para ignorarlas.

AirTag o SmartTag es el complemento perfecto para la vigilancia encubierta, el problema de las etiquetas inteligentes

Cuando Apple y Samsung lanzaron etiquetas inteligentes para encontrar elementos perdidos, la pregunta principal era qué tan rápido se usarían para espiar a otras personas. El resultado no se hizo esperar, estas etiquetas son económicas, dependen de una flota de dispositivos que se utilizan en todo el mundo y, como resultado, son una herramienta ideal para la vigilancia. Y el mismo AirTag de Apple se ha convertido en el medio más popular para rastrear a otras personas, la razón es que es muy fácil apagar el "pitido" en ellos, no anunciarán su presencia con un sonido.

Pero incluso si el zumbador no está desactivado, el sonido se escucha durante unos 15 segundos a un volumen de 60 dB, ese sonido no siempre se puede escuchar. Sin interferencia con el software de etiquetado de Apple, se usan ampliamente para espiar a otras personas y hay cientos de hechos comprobados en todo el mundo. Por ejemplo, en Canadá, el Departamento de Policía de York informó cinco casos de robos de automóviles de lujo entre septiembre y diciembre de 2021, cuando se usaron etiquetas AirTag para rastrear su ubicación. Estos son casos de uso probados para etiquetas inteligentes en esta capacidad, y hay muchos en todo el mundo.

Permítame recordarle que puede colocar la etiqueta discretamente, pegarla en la carrocería del automóvil. Se comunica con todos los dispositivos de Apple y los usa para transmitir sus coordenadas. Para evitar la vigilancia, Apple hizo el siguiente truco: la etiqueta, que está a más de ocho horas del iPhone original, comienza a sonar (el altavoz es fácil de "matar" antes de colocar la etiqueta). Además, se envía un mensaje a todos los dispositivos iOS cercanos de que la etiqueta de otra persona está cerca. Lo que debería forzar a sus propietarios, pero no dará ninguna información al mismo tiempo: es imposible desactivar esa etiqueta, así como averiguar cuánto tiempo lo ha estado siguiendo. Para seguir el movimiento del automóvil, ocho horas son suficientes para los ojos.

Para aquellos que viven juntos, espiar a otra persona no es difícil: elija una etiqueta de Apple si la persona tiene un Android y una etiqueta de Samsung si tiene un iPhone Salud y Belleza en Kiambu. Una persona no sabrá que está siendo seguida, ya que no recibirá ninguna advertencia. Y esta es la falta de sistemas que crean las empresas para “sus” plataformas, no hay un enfoque único, lo que los hace ideales para los atacantes.

El problema con nuestra privacidad es que las etiquetas inteligentes son relativamente económicas y están dirigidas a los dispositivos convencionales para ayudar a rastrearlas. En teoría, este no debería ser el caso, en la práctica, las deficiencias de los sistemas son demasiado notorias para ignorarlas.

AirTag o SmartTag es el complemento perfecto para la vigilancia encubierta, el problema de las etiquetas inteligentes

Cuando Apple y Samsung lanzaron etiquetas inteligentes para encontrar elementos perdidos, la pregunta principal era qué tan rápido se usarían para espiar a otras personas. El resultado no se hizo esperar, estas etiquetas son económicas, dependen de una flota de dispositivos que se utilizan en todo el mundo y, como resultado, son una herramienta ideal para la vigilancia. Y el mismo AirTag de Apple se ha convertido en el medio más popular para rastrear a otras personas, la razón es que es muy fácil apagar el "pitido" en ellos, no anunciarán su presencia con un sonido.

Pero incluso si el zumbador no está desactivado, el sonido se escucha durante unos 15 segundos a un volumen de 60 dB, ese sonido no siempre se puede escuchar. Sin interferencia con el software de etiquetado de Apple, se usan ampliamente para espiar a otras personas y hay cientos de hechos comprobados en todo el mundo. Por ejemplo, en Canadá, el Departamento de Policía de York informó cinco casos de robos de automóviles de lujo entre septiembre y diciembre de 2021, cuando se usaron etiquetas AirTag para rastrear su ubicación. Estos son casos de uso probados para etiquetas inteligentes en esta capacidad, y hay muchos en todo el mundo.

Permítame recordarle que puede colocar la etiqueta discretamente, pegarla en la carrocería del automóvil. Se comunica con todos los dispositivos de Apple y los usa para transmitir sus coordenadas. Para evitar la vigilancia, Apple hizo el siguiente truco: la etiqueta, que está a más de ocho horas del iPhone original, comienza a sonar (el altavoz es fácil de "matar" antes de colocar la etiqueta). Además, se envía un mensaje a todos los dispositivos iOS cercanos de que la etiqueta de otra persona está cerca. Lo que debería forzar a sus propietarios, pero no dará ninguna información al mismo tiempo: es imposible desactivar esa etiqueta, así como averiguar cuánto tiempo lo ha estado siguiendo. Para seguir el movimiento del automóvil, ocho horas son suficientes para los ojos.

Para aquellos que viven juntos, espiar a otra persona no es difícil: elija una etiqueta de Apple si la persona tiene un Android y una etiqueta de Samsung si tiene un iPhone Salud y Belleza en Kiambu. Una persona no sabrá que está siendo seguida, ya que no recibirá ninguna advertencia. Y esta es la falta de sistemas que crean las empresas para “sus” plataformas, no hay un enfoque único, lo que los hace ideales para los atacantes.

El problema con nuestra privacidad es que las etiquetas inteligentes son relativamente económicas y están dirigidas a los dispositivos convencionales para ayudar a rastrearlas. En teoría, este no debería ser el caso, en la práctica, las deficiencias de los sistemas son demasiado notorias para ignorarlas.

AirTag o SmartTag es el complemento perfecto para la vigilancia encubierta, el problema de las etiquetas inteligentes

Cuando Apple y Samsung lanzaron etiquetas inteligentes para encontrar elementos perdidos, la pregunta principal era qué tan rápido se usarían para espiar a otras personas. El resultado no se hizo esperar, estas etiquetas son económicas, dependen de una flota de dispositivos que se utilizan en todo el mundo y, como resultado, son una herramienta ideal para la vigilancia. Y el mismo AirTag de Apple se ha convertido en el medio más popular para rastrear a otras personas, la razón es que es muy fácil apagar el "pitido" en ellos, no anunciarán su presencia con un sonido.

Pero incluso si el zumbador no está desactivado, el sonido se escucha durante unos 15 segundos a un volumen de 60 dB, ese sonido no siempre se puede escuchar. Sin interferencia con el software de etiquetado de Apple, se usan ampliamente para espiar a otras personas y hay cientos de hechos comprobados en todo el mundo. Por ejemplo, en Canadá, el Departamento de Policía de York informó cinco casos de robos de automóviles de lujo entre septiembre y diciembre de 2021, cuando se usaron etiquetas AirTag para rastrear su ubicación. Estos son casos de uso probados para etiquetas inteligentes en esta capacidad, y hay muchos en todo el mundo.

Permítame recordarle que puede colocar la etiqueta discretamente, pegarla en la carrocería del automóvil. Se comunica con todos los dispositivos de Apple y los usa para transmitir sus coordenadas. Para evitar la vigilancia, Apple hizo el siguiente truco: la etiqueta, que está a más de ocho horas del iPhone original, comienza a sonar (el altavoz es fácil de "matar" antes de colocar la etiqueta). Además, se envía un mensaje a todos los dispositivos iOS cercanos de que la etiqueta de otra persona está cerca. Lo que debería forzar a sus propietarios, pero no dará ninguna información al mismo tiempo: es imposible desactivar esa etiqueta, así como averiguar cuánto tiempo lo ha estado siguiendo. Para seguir el movimiento del automóvil, ocho horas son suficientes para los ojos.

Para aquellos que viven juntos, espiar a otra persona no es difícil: elija la etiqueta de Apple si la persona tiene un Android y la etiqueta de Samsung si tiene un iPhone Salud y belleza en Kiambu. Una persona no sabrá que está siendo seguida, ya que no recibirá ninguna advertencia. Y esta es la falta de sistemas que crean las empresas para “sus” plataformas, no hay un enfoque único, lo que los hace ideales para los atacantes.

Para aquellos que viven juntos, espiar a otra persona no es difícil: elija la etiqueta de Apple si la persona tiene un Android y la etiqueta de Samsung si tiene un iPhone. Salud y belleza en Kiambu Salud y Belleza en Kiambu . Una persona no sabrá que está siendo seguida, ya que no recibirá ninguna advertencia. Y esta es la falta de sistemas que crean las empresas para “sus” plataformas, no hay un enfoque único, lo que los hace ideales para los atacantes.

El problema con nuestra privacidad es que las etiquetas inteligentes son relativamente económicas y están dirigidas a los dispositivos convencionales para ayudar a rastrearlas. En teoría, este no debería ser el caso, en la práctica, las deficiencias de los sistemas son demasiado notorias para ignorarlas.